Posts filed under: ‘Autoayuda‘




“21 modos de permanecer en paz”

“21 modos de permanecer en paz”

Cómo permanecer en Paz Resumen especial “21 modos de permanecer en paz” De Byron Katie Resumidos por Mary Lynn Hendrix Introducción Las siguientes prácticas, simples pero poderosas, pueden conducirle a contemplar de un nuevo modo sus circunstancias personales, y así crear nuevas posibilidades para su realización personal. 1. Invertir juicios. Intente darse cuenta de cuando está juzgando o criticando a alguien por algún motivo. Por ejemplo, en la cola de una tienda de comestibles, usted podría impacientarse y pensar que la persona que hay delante de usted es desaliñada y maleducada. Rápidamente invierta su juicio y pregúntese: ¿Es eso igual de verdadero sobre mí? ¿Soy yo maleducado? (¿Lo soy algunas veces; Con otros – o conmigo mismo?) ¿Soy grosero en mi interior cuando pienso que ellos son groseros? Este ejercicio quita su atención del “otro” y la coloca en usted. El perdón es el resultado natural. Colocar la culpa o un juicio en alguien le deja impotente para cambiar su experiencia; Asumir la responsabilidad sobre sus creencias y juicios le da el poder para cambiarlos. Recuerde, más allá de la apariencia de quién ve ante usted, es siempre Dios disfrazado a fin de que usted puede conocerse. Invertir los juicios permite perdonar totalmente. El perdón conduce a la conciencia de uno mismo, y restablece la integridad personal. 2. Los tres tipos de asuntos. Sólo hay tres tipos de asuntos en el universo: Los míos, los tuyos, y los de Dios. ¿De quién es asunto si ocurre un terremoto? De Dios. ¿De quién es asunto que su vecino tenga un césped descuidado? De su vecino. ¿De quién es asunto el que a usted le enoje que su vecino tenga un césped feo? Suyo. La vida interior es así de simple. Cuente en intervalos de cinco minutos cuántas veces está mentalmente en los asuntos de otra persona. Dese cuenta de cuando da un consejo no pedido u ofrece su opinión acerca de algo (en voz alta o en silencio). Pregúntese:”¿Es asunto mío?” “¿Me han pedido consejo?” Y lo que es más importante, “¿puedo tomar el consejo que ofrezco y aplicarlo a mi propia vida?” 3. Permanecer en los asuntos de nadie. Tras trabajar en la práctica de permanecer fuera de los asuntos de los demás, trate de permanecer igualmente fuera de sus propios asuntos. No se tome demasiado en serio cualquier cosa que crea que sabe sobre usted mismo. “¿Soy sólo este cuerpo físico?” ¿Es cierto eso? ¿Puedo tener la absoluta certeza de que es verdad? ¿Por qué paso al mantener esa creencia? Hay una creencia extendida que somos nuestros cuerpos y moriremos. ¿Quién sería sin esa creencia? 4. “Desprenderse” de su cuerpo / su historia Intente hablarse así mismo por un tiempo en tercera persona en lugar de “yo” o “a mí me…”. En lugar de decir, ” voy a almorzar”, diga, “ella va a almorzar,” (refiriéndose a usted mismo), o, “ésta va a almorzar”” Haga esto con un amigo durante una hora, la tarde, o todo el día. Elimine el uso de todos los pronombres personales (yo, me, nosotros). ¿Por ejemplo, ” ¿Cómo está éste (o esto) hoy? ¿Quiere él ir al parque “? Experimente impersonalmente el cuerpo, las historias, y las preferencias que piensa tener. 5. Hablar en tiempo presente. Llegue a ser consciente de cuán a menudo sus conversaciones se centran en el pasado o el futuro. Dese cuenta de que verbos utiliza: Fue, hizo, será, irá, etc. Hablar del pasado en el presente es volverlo a despertar y recrearlo completamente en el presente en nuestras mentes, y entonces nos perdemos lo que está presente para nosotros ahora. Hablar del futuro es crear y vivir con una fantasía. Si quiere experimentar miedo, piense en el futuro. Si quiere experimentar vergüenza y culpabilidad, piense en el pasado. 6. Fregar los platos “Fregar los platos” es una práctica para aprender a amar la acción que tiene delante de usted. Su voz interna o su intuición le guía durante todo el día para hacer cosas simples como fregar los platos, conducir para ir a trabajar, o barrer el suelo. Permite la santidad de la simplicidad. Escuchar su voz interna y después actuar siguiendo sus sugerencias con absoluta confianza crean una vida más graciosa, libre de esfuerzos, y milagrosa. 7. Escuchar la voz del cuerpo El cuerpo es la voz de su mente, y le habla con movimientos físicos como contracciones musculares – como tics, punzadas de dolor, cosquillas y tensión, por nombrar unos pocos. Vuélvase consciente de cuán frecuentemente usted se quita la paz o la quietud. Practique la quietud y deje a su organismo decirle donde su mente se contrae, no importa cuán sutil pueda ser la tensión. Cuándo advierta una sensación, indague dentro, “¿Qué situación o pensamiento contraído provoca esta sensación física? ¿Estoy desalineado con mi integridad en esta circunstancia, y si es así, dónde? ¿Estoy dispuesto a dejar ir esta creencia o pensamiento que provocan esta contracción de mi cuerpo?” Escuche y permita que las respuestas le guíen, y regrese a la paz y la claridad interiores. 8. Informarse a si mismo Este ejercicio puede ayudar a sanar miedos y temores. Ejercítese en informarse a si mismo de los acontecimientos en los que se encuentra inmerso como si se tratase de un hecho noticioso del que usted es el reportero. Infórmese exactamente del entorno y de qué está ocurriendo “en la escena”. El miedo es siempre el resultado de proyectar una recreación del pasado en el ahora o en el futuro. Si se encuentra atemorizado, encuentre la creencia de fondo e indáguela: “¿Es cierto que necesito tener miedo en esta situación? ¿Qué es en realidad lo que físicamente está ocurriendo ahora mismo? ¿Dónde está mi cuerpo (las manos, los brazos, los pies, las piernas, cabeza)? ¿Qué veo (árboles, paredes, ventanas, el cielo)?” Despersonalizar nuestras historias nos da una oportunidad para mirar las condiciones más objetivamente, y escoger nuestras respuestas para lo que nos trae la vida. Vivir en nuestras mentes creyendo en nuestros pensamientos falsos, es un buen camino para asustarnos de muerte, y puede aparecer en forma de vejez, cáncer, degeneración, presión alta, etc. 9. Escuchar literalmente. Ejercítese en escuchar a los otros en el sentido más literal, creyendo exactamente lo que oye, y haga todo lo que pueda para resistirse a caer en sus propias interpretaciones sobre la información que comparten con usted. Por ejemplo, alguien le podría elogiar diciéndole que es usted muy guapo, y usted lo interpreta suponiendo que la persona guarda alguna intención oculta. Nuestras interpretaciones sobre lo que nos dice la gente son a menudo mucho más dolorosas o atemorizantes que lo que nos dicen en realidad. Podemos lastimarnos con nuestros errores de interpretación y nuestro pensar por otros. Intente confiar en que aquello que le dicen es exactamente lo que quieren decir: ni más, ni menos. Escuche bien a las personas. Refrénese cuando quiera terminar una frase para alguien ya sea en voz alta o en su mente. Escuche. Puede asombrarnos oír lo que sale cuando permitimos a otros completar sus pensamientos sin interrumpirles. Además, cuando estamos ocupados pensando en que sabemos lo que están a punto [de] decir nos perdemos lo que realmente dicen. Quizá le gustaría reflexionar sobre estas preguntas: “¿Qué puede estar amenazado si escucho y oigo literalmente? ¿Interrumpo porque no quiero saber realmente lo que tienen que decir? ¿Interrumpo para convencerlos de que yo sé más que ellos? ¿Estoy tratando de dar una imagen de auto confianza y control? ¿Quién sería sin la necesidad de poseer esas calidades? ¿Existe algún temor a parecer poco inteligente? ¿Me abandonaría la gente si la escuchase literalmente, y dejase de involucrarme en más juegos manipuladores?” 10. Hablar de manera honesta y literalmente. Hable literalmente. Diga lo que quiera decir sin justificarse, sin deseo alguno de manipular, y sin preocuparse por cómo puedan interpretar sus palabras. Practique el no tener cuidado. Experimente la libertad que esto trae. 11. Observar el juego Imagínese en un balcón, observando su drama favorito sobre usted y lo que le aflige. Mire la historia en un escenario debajo. Advierta de que modo ha sido representado centenares de veces, quizás miles. Obsérvelo hasta que llegue a estar aburrido. Los artistas tienen que exagerar sus partes para conservar su atención. Percátese de cuando su aburrimiento sea sincero, levántese del asiento, abandone el balcón, y salga del teatro. Sepa que siempre puede volver a visitarlo. ¿Quién sería usted sin su historia? 12. Observar una segunda versión del juego. Describa su historia desde los ojos y la mente de otro. Escriba tantas versiones distintas con tantos resultados diferentes como guste. Advierta que nota. 13. Ejercer la polaridad. Si se encuentra haciendo hincapié en un pensamiento negativo, ejercítese en ir al extremo positivo opuesto o polaridad. Cuando se encuentre de nuevo deslizándose en la negatividad, escoja otra vez regresar a la polaridad positiva y esté presente en su elección conscientemente; Sienta la verdad de ella. Hay sólo amor, y lo que no aparece como amor es una llamada disfrazada para el amor. Es su derecho de nacimiento vivir en la polaridad positiva del amor y la verdad. 14. Proceso de amarse a si mismo. Haga una lista de todo lo que ama de alguien y compártala con ellos. Luego, regálese asimismo todo lo que está en la lista. Usted también puede reconocer que eso que ama de alguien es igual de verdadero en usted. Luego permita que le llene para que sea expresado en su vida. 15. Moverse honestamente. Practique actuar y responder honestamente. Reír, llorar, gritar, y hablar según lo que es genuinamente verdadero para usted en cada momento. Volver a ser un niño; Actúe en total sinceridad con sus sentimientos. No permita que las creencias la comprometan. Por ejemplo, abandone una habitación limpiamente sin manipular a aquellos que abandona con una excusa educada. Viva su verdad sin darse explicaciones a usted mismo. 16. Pedir lo que desea – Darse lo que desea. Pida lo que quiere, incluso aunque pueda sentirse atrevido o abochornado. Las personas no saben lo que usted quiere hasta que se lo pide. El acto de preguntar es una confirmación de la conciencia de que usted merece tener lo que desea. Si los otros son incapaces o reacios para avenirse a su petición, entonces dese eso que pide usted a si mismo. 17. Conciencia de si. Identifique que quién hay delante de usted es usted. Más allá de todas las apariencias y las personalidades está el ser de bondad, que es usted. Recordar su presencia en todas las formas le traerá inmediatamente al momento presente, en el respeto de la plenitud interior de ese lugar. La persona ante usted es una oportunidad para conocerse asimismo. El corazón desbordado de amor y gratitud, humildemente diciendo “Oh sí, esta persona o situación están aquí para que yo pueda aprender quién soy”. 18. Gratitud a si mismo Durante veinticuatro horas, deje de buscar afuera para afirmarse. Del otro lado resultará la experiencia de la gratitud. 19. El espejo vanidoso. Si desea ver quién no es, mírese en un espejo. Úselo solo una vez al día. ¿Quién sería sin su espejo? 20. Más allá de la justificación. Comience a advertir cada cuánto da aclaraciones o se justifica a si mismo, sus palabras, acciones, sus decisiones, etc. ¿A quién está tratando de convencer? ¿Y cuál es la historia que está perpetuando? Caiga en la cuenta de su uso de la palabra “porque” o “pero” mientras habla. Detenga su frase inmediatamente. Comience de nuevo. La justificación es un intento de manipular a otra persona; decida permanecer callado y ser sabio. 21. El regalo de la crítica. Las críticas son una oportunidad increíble para crecer. He aquí algunos pasos sobre cómo recibirlas y aprovecharse de ellas. Cuando alguien le diga que está equivocado, horrible, negligente, etc., Diga, ” Gracias, ” ya sea en su mente o en voz alta a esa persona. Este pensamiento inmediatamente le coloca en un espacio donde podrá disponer de oír y usar la información de un modo que le puedan servir. Tras la crítica, pregúntese,”¿Me duele?” Si la respuesta es “sí,” entonces es que alguna parte de usted también cree en ella. Saber esto le da la oportunidad para corregir esa parte que encuentra inaceptable dentro de usted mismo. Si quiere dejar de ser vulnerable a las críticas, entonces enmiéndelas. Este es el último poder para dejar ir todo concepto. Ir desprotegido significa que ya no podrá ser manipulado porque no habrá un sitio donde las críticas puedan adherirse. Eso es libertad.

Estoy en manos de Dios. Siento fortaleza y coraje interno Confió en mi guía interior Mi corazón está repleto de fuerza y confianza
Anuncios

2 comentarios 3 agosto, 2010

Silencio y quietud

Cuando pierdes contacto con la quietud interior, pierdes contacto contigo mismo. Cuando pierdes contacto contigo mismo, te pierdes en el mundo. Tu sentido más interno de ti mismo, tu sentido de quién eres, es inseparable de la quietud. Ése es el Yo Soy que es más profundo que el nombre y la forma. La quietud es tu naturaleza esencial. ¿Qué es la quietud? El espacio interno o conciencia en el que las palabras de esta página son percibidas y se convierten en pensamientos. Sin esa conciencia, no habría percepción, ni pensamientos, ni mundo. Tú eres esa conciencia, disfrazada de persona. El equivalente del ruido externo es el ruido interno del pensamiento. El equivalente del silencio externo es la quietud interna. Cuando quiera que haya silencio a tu alrededor, escúchalo. Esto significa que, simplemente, has de darte cuenta de él. Préstale atención. Escuchar el silencio despierta la dimensión de quietud dentro de ti, porque sólo la quietud te permite ser consciente del silencio. Observa que en el momento de darte cuenta del silencio que te rodea, no estás pensando. Eres consciente, pero no piensas. Cuando te das cuenta del silencio, se produce inmediatamente ese estado de serena alerta interna. Estás presente. Has salido de miles de años de condicionamiento colectivo humano. Mira un árbol, una flor, una planta. Deja que tu conciencia descanse en ellos. ¡Qué quietud manifiestan, qué profundamente enraizados están en el Ser! Permite que la naturaleza te enseñe la quietud. Cuando miras un árbol y percibes su quietud, tú mismo te aquietas. Conectas con él a un nivel muy profundo. Te sientes unido a cualquier cosa que percibes en y a través de la quietud. Sentir tu unidad de ti mismo con todas las cosas es verdadero amor. El silencio ayuda, pero no es necesario para hallar la quietud. Aunque haya ruido, puedes sintonizar con la quietud subyacente, el espacio en el que surge el ruido. Ese es el espacio interno de pura conciencia, la conciencia misma. Puedes darte cuenta de que la conciencia es el trasfondo de todas tus percepciones sensoriales, de toda tu actividad mental. Siendo consciente de la conciencia surge la quietud interna. Cualquier ruido molesto puede ser tan útil como el silencio. ¿Cómo? Abandonando tu resistencia interna al ruido y permitiendo que sea como es; esa aceptación también te lleva al reino de paz interna que es quietud. Cuando aceptas profundamente este momento tal como es —tome la forma que tome—, estás sereno, estás en paz. Presta atención a la pausa: la pausa entre dos pensamientos, al breve y silencioso espacio entre las palabras de una conversación, entre las notas de un piano o de una flauta, o al breve descanso entre la inspiración y la espiración. Cuando prestas atención a esas pausas, la conciencia de «algo» se convierte simplemente en conciencia. Surge de dentro de ti la dimensión informe de pura conciencia y reemplaza la identificación con la forma. La verdadera inteligencia actúa silenciosamente. Es en la quietud donde encontramos la creatividad y la solución a los problemas. ¿Es la quietud tan sólo ausencia de ruido y contenido? No; es la inteligencia misma: la conciencia subyacente de la que nace toda forma. ¿Y cómo podría eso estar separado de quien tú eres? De allí salió la forma que crees ser, y lo que la sustenta. Es la esencia de todas las galaxias y de las hojas de hierba; de todas las flores, árboles, pájaros, y de todas las demás formas. La quietud es la única cosa de este mundo que no tiene forma. Pero en realidad no es una cosa, y tampoco es de este mundo. Cuando miras un árbol o un ser humano desde la quietud, ¿quién está mirando? Algo más profundo que la persona. La conciencia está mirando a su creación. En la Biblia se dice que Dios creó el mundo y vio que era bueno. Eso es lo que ves cuando miras sin pensamiento, desde la quietud. ¿Necesitas más conocimiento? ¿Crees que más información, u ordenadores más rápidos, o más análisis científicos e intelectuales van a salvar al mundo? ¿No es sabiduría lo que más necesita la humanidad en estos momentos? Pero ¿qué es la sabiduría? ¿Dónde se encuentra? La sabiduría viene cuando uno es capaz de aquietarse. Sólo mira, sólo escucha. No hace falta nada más. Aquietarse, mirar y escuchar activa la inteligencia no conceptual que anida dentro de ti. Deja que la quietud dirija tus palabras y tus acciones. El Silencio Habla

Estoy en manos de Dios. Siento fortaleza y coraje interno Confió en mi guía interior Mi corazón está repleto de fuerza y confianza

Add a comment 3 agosto, 2010

Continuación Disipar la oscuridad

Invertí casi veinte años de esfuerzo para demostrarme ambas cosas a mi mismo. Esa noche, acampado en un motel raído de Nueva Jersey, encendí la televisión en color por primera vez en mi vida y vi como llevaban al hospital una víctima sangrienta de la violencia callejera. Dios mío, le estaban llevando al hospital donde yo estaría trabajando al día siguiente. En algún sentido estos pocos ingredientes – los pacientes necesitados, la televisión en color, y correr de un hospital al otro – se convirtieron en sellos de mi nueva existencia.

En el año 1980 me encontraba a la deriva, viéndome como una persona que sabe casi todo de medicina pero casi nada de sanar. Después de estar una temporada dando tumbos, hice algo que ninguno de mis amigos indios estaban haciendo: volví a dirigir mi mirada hacia Oriente. No solo por mis inquietudes personales. No solo para encontrar a Dios, de hecho esta no era mi intención. No dejaba de pensar en una cosa: ¿porqué la búsqueda de felicidad nos hace tan infelices? Me había dedicado a encontrar la felicidad, y ahora una figura inminente y alarmante se interponía en mi camino.

Esta figura era el gurú. Los occidentales convierten a sus gurus en unas superestrellas espirituales o en unos charlatanes mezquinos. Pero en la India, un gurú es más como tu consciencia. Hablando en términos estrictos, la palabra sanskrita guru significa el que disipa la oscuridad, pero en la vida cotidiana los gurus son como una voz interna molesta que te recuerda que hay cosas más elevadas por las que puedes vivir. No hace falta decir que los gurus no encajan con la Buena Vida.

En la India somos culpables de utilizar los gurus espirituales de forma anodina, inofensivos como un vicario inglés pero igualmente buenos para el alma. Yo decidí tomarlos en serio, porque durante siglos los gurus han pintado una imagen clara: existen dos formas de vivir – una es la búsqueda de placer, y la otra es la búsqueda de moksha, la liberación. Los dos caminos divergen nítidamente, por eso la Buena Vida y los gurus no son compatibles. Yo me había demostrado a mi mismo que el placer lleva al agotamiento y al deterioro interior. ¿Qué alternativa me podía ofrecer el gurú?

No voy a recapitular mis años con Maharishi Mahesh Yogi, excepto para decir que el impacto de un gurú fue todo lo que yo esperaba y más. Encontré mi disciplina interior y el silencio, no solo como fines sino como aperturas a un reino sutil grandioso y desconocido que transciende la naturaleza. Después, llegué a confiar en otra cara del gurú, conocida como upaguru, el maestro que está cerca de ti. Upaguru puede ser cualquier persona o cualquier cosa; cualquier experiencia que trae un destello de entendimiento, un pequeño paso hacia la liberación. Sentado en una habitación solitaria en un hotel en Paraguay o Dubai, he ido a encender el televisor ociosamente para encontrarme con una imagen en la pantalla que me llevaba a un estado de epifanía repentina.

Cuando te dedicas a disipar tu propia oscuridad, el gurú es omnipresente. Después de treinta y cinco años en el

camino, esta ha sido la lección la más valiosa. Y creo que esta es la lección que la humanidad necesita aprender ahora. ¿Por qué nuestro planeta se encuentra al borde de la catástrofe ecológica? Porque todos quieren la Buena Vida. La quieren en Khartoum tanto como en el centro de Manhattan. Mientras la Buena Vida sea la forma de llegar al placer de los sentidos, la adquisición de coches, casas, aviones, barcos, vacaciones, motos de agua, etc., hay peligro.

Observando las nubes hoy, veo al gurú. El mensaje de las nubes es el mismo que el mensaje de Vasishtha o Ramana Maharshi o cualquier otro verdadero gurú: Redescúbrete y mírate a ti mismo con ojos nuevos. No salvaremos el planeta mientras nos vemos a nosotros mismos con los ojos antiguos. Si los humanos son animales que antojan placer de forma insaciable, estaremos perdidos. Pero la felicidad puede ser definida por el otro camino, la búsqueda de la liberación. Yo nunca seré libre mientras soy un individuo aislado luchando contra la naturaleza. La libertad viene de la rendición, y la primera rendición debe ser a la naturaleza.

La naturaleza es una nube. No tiene fronteras. Es increíblemente pura y bella. Sus invitaciones son impredecibles. Las nubes siempre están allí, pero aparecen y desaparecen, siempre al servicio de la vida. Es posible adoptar tal existencia para nosotros mismos. Los humanos siempre han sido observadores del cielo: nos hemos identificado con lo que se encuentra detrás de las nubes.

Así la elección del gurú sigue tan clara como siempre. Yo no creo que nadie vaya a invertir en espacio publicitario para declarar que upaguru es el camino del futuro. Pero las revoluciones brotan inesperadamente (como nubes, una vez más), y creo que la crisis ecológica actual tiene una dimensión profunda. La próxima revolución, la que nos salvará, brotará de nuestro interior. Cuando esto ocurra, la humanidad se experimentará a si misma de un modo nuevo, y cuando las próximas generaciones echen la mirada a las nubes, todavía bellas y puras, dirán en voz baja, “Ah, es cierto. Yo soy esto.”

Estoy en manos de Dios. Siento fortaleza y coraje interno Confió en mi guía interior Mi corazón está repleto de fuerza y confianza

Add a comment 3 agosto, 2010

Disipar la oscuridad

Disipar la oscuridad

Yo sabía mucho de medicina y casi nada de sanar

Qué hermoso es todo aquí arriba, sentado en el avión y observando las nubes. O ¿tal vez debería decir que todavía es hermoso? En el atmósfera se hallan peligros invisibles. El aliento tóxico de la industria, los desechos descuidados de la Buena Vida que se lleva allí abajo. Estas capas infinitas de olas blancas me resultan tan puras que por un momento puedo olvidar todo eso.

Hace treinta y cinco años, en mi largo viaje migratorio entre la India y América, yo no estaba preocupado por las nubes. De hecho, no estaba preocupado por nada. Aquel viaje era pura emoción y confianza. Tenía a mi lado a mi joven esposa, recién casados, y la promesa de un buen trabajo. Todos los jóvenes emprendedores que yo conocía en Delhi estaban mirando hacia Occidente, y cuando llegó la noticia de que la guerra de Vietnam había ocasionado una escasez de médicos en los EE.UU., yo no podía esperar para dar el salto. Esperaba que la Buena Vida viniese en mi camino, y lo hizo. Esperaba que la Buena Vida me hiciese feliz, pero no lo hizo.

Add a comment 3 agosto, 2010

MAXIMAS DE YOGANANDA

“Dejémonos guiar por la sabiduría”, dijo el Maestro।
“Los malos actos del pasado han dejado sus semillas en nuestras mentes.
Si quemamos dichas semillas en el fuego de la sabiduría, éstas se tostarán en él, tornándose estériles.
No podemos alcanzar la libertad, mientras no hayamos quemado las semillas de las acciones pasadas en las llamas de la sabiduría y de la meditación.
Si deseamos destruir los malos efectos de las acciones pasadas, meditemos.
Aquello que hemos hecho, podemos también deshacerlo.
Si, sin embargo nos vemos acometidos por las pruebas, no estamos creciendo espiritualmente, y por lo tanto, debemos esforzaros más y más.
Una vez que nuestros esfuerzos presentes se vuelvan más poderosos que el karma de nuestras acciones pasadas, estaremos libres”.

Add a comment 3 agosto, 2010

La Paz que supera toda comprension

“Muchas personas han dado su testimonio acerca del afloramiento de una nueva dimensión de la conciencia como consecuencia de una pérdida trágica en algún momento de sus vidas. Algunas perdieron todos sus bienes, otras a sus hijos o su cónyuge, su posición social, su reputación o sus habilidades físicas. En algunos casos, a causa de un desastre o de la guerra, perdieron todo eso al mismo tiempo, quedando sin “nada”. Esto es lo que llamamos una situación extrema. Cualquier cosa con la cual se hubieran identificado, cualquier cosa que les hubiera dado un sentido de ser, desapareció. Entonces, súbita e inexplicablemente, la angustia o el miedo profundo que las atenazó inicialmente dio paso a la sensación de una Presencia sagrada, una paz y serenidad interio¬res, una liberación total del miedo. San Pablo seguramente conoció ese fenómeno pues dijo, “la paz de Dios que está más allá de toda comprensión”. En efecto, es una paz que parece no tener sentido, y las personas que la han experimentado han tenido que preguntarse, “¿Cómo es posible que ante semejante situación pueda sentir esta paz?” La respuesta es sencilla, sucede una vez que reconocemos al ego por lo que es y la forma como funciona. Cuando desaparecen o nos arrebatan las formas con las cuales nos hemos identificado y las cuales nos han proporcionado el sentido del ser, el ego se derrumba puesto que el ego es identificación con la forma. ¿Qué somos cuando ya no tenemos nada con lo cual identificarnos? Cuando las formas que nos rodean mueren o se aproxima la muerte, nuestro sentido del Ser, del Yo Soy, se libera de su confusión con la forma: el Espíritu vuela libre de su prisión material. Reconocemos que nuestra identidad esencial es informe, una omnipresencia, un Ser anterior a todas las formas y a todas las identificaciones. Reconocemos que nuestra verdadera identidad es la conciencia misma y no aquellas cosas con las cuales se había identificado la conciencia. Esa es la paz de Dios. La verdad última de lo que somos no está en decir yo soy esto o aquello, sino en decir Yo Soy. No todas las personas que experimentan una gran pérdida tienen este despertar, este deslindarse de la forma. Algunas crean inmediatamente una imagen mental fuerte o una forma de pensamiento en la cual se proyectan como víctimas, ya sea de las circunstancias, de otras personas, de la injusticia del destino, o de Dios. Esta forma de pensamiento, junto con las emociones que genera como la ira, el resentimiento, la autocompasión, etcétera, es objeto de una fuerte identificación y toma inmediatamente el lugar de las demás identificaciones destruidas a raíz de la pérdida. En otras palabras, el ego busca rápidamente otra forma. El hecho de que esta nueva forma sea profundamente infeliz no le preocupa demasiado al ego, siempre y cuando le sirva de identidad, buena o mala. En efecto, este nuevo ego será más contraído, más rígido e impenetrable que el antiguo. La reacción ante una pérdida trágica es siempre resistirse o ceder. Algunas personas se vuelven amargadas y profundamente resentidas; otras se vuelven compasivas, sabias y amorosas. Ceder implica aceptar internamente lo que es, es abrirse a la vida. La resistencia es una contracción interior, un endurecimiento del cascarón del ego, es cerrarse. Toda acción emprendida desde el estado de resistencia interior (al cual podríamos llamar negatividad) generará más resistencia externa y el universo no brindará su apoyo; la vida no ayudará. El sol no puede penetrar cuando los postigos están cerrados. Cuando cedemos y nos entregamos, se abre una nueva dimensión de la conciencia. Si la acción es posible o necesaria, la acción estará en armonía con el todo y recibirá el apoyo de la inteligencia creadora, la conciencia incondicionada, con la cual nos volvemos uno cuando estamos en un estado de apertura interior. Entonces las circunstancias y las personas ayudan y colaboran, se producen las coincidencias. Si la acción no es posible, descansamos en la paz y la quietud interior en actitud de entrega; descansamos en Dios.”

Add a comment 3 agosto, 2010

Espejos que reflejan otros

Espejos que reflejan otros No hay “la actitud correcta”, “la postura idónea”. Todo aparece espontáneamente. Si Estás surge.No se ha de ir a buscar nada. No hay nada que alcanzar.Como en la meditación: dejar pasar los pensamientos sin aferrarse a ninguno; dejarse sentir las emociones sin apegarse a ellas.Simplemente Estar.Dibujar.Expresando con esta actitud, todo está bien.Todo lo que surja es lo que ha de ser.No hay bueno, ni malo.Bonito ni feoEstar en el presente.Dejar que el tiempo y el espacio desaparezcan en un abrazo infinito.Simplemente Estar. SerRefugiarse en esa burbuja del momento y flotar en ella.Vivir su infinitud. Y así como rezar es pedir y meditar escuchar, una vez terminada nuestra obra, estar atentos a lo que nos dice; escuchar a los demás. (Espejos que reflejan otros espejos).

Add a comment 3 agosto, 2010

Canto a mí mismo

Me celebro y me canto a mí mismo। Y lo que yo diga ahora de mí, lo digo de ti, porque lo que yo tengo lo tienes tú y cada átomo de mi cuerpo es tuyo también. Vago… e invito a vagar a mi alma. Vago y me tumbo a mi antojo sobre la tierra para ver cómo crece la hierba del estío. Mi lengua y cada molécula de mi sangre nacieron aquí, de esta tierra y de estos vientos. Me engendraron padres que nacieron aquí, de padres que engendraron otros padres que nacieron aquí, de padres hijos de esta tierra y de estos vientos también. Tengo treinta y siete años. Mi salud es perfecta. Y con mi aliento puro comienzo a cantar hoy y no terminaré mi canto hasta que muera. Que se callen ahora las escuelas y los credos. Atrás. A su sitio. Sé cuál es su misión y no la olvidaré; que nadie la olvide. Pero ahora yo ofrezco mi pecho lo mismo al bien que al mal, dejo hablar a todos sin restricción, y abro de par en par las puertas a la energía original de la naturaleza desenfrenada. Walt Whitman

Add a comment 3 agosto, 2010

EL ARTE DEL BUEN VIVIR

EL ARTE DEL

BUEN VIVIR

¿Existen algunos ingredientes para la felicidad

que resisten la prueba del tiempo? ¿Qué dice

la sabiduría clásica y que hemos experimentado

nosotros?

La habilidad humana para ser feliz

La felicidad es un arte que

se alcanza con unas pautas

de buen vivir. El filósofo

Arthur Schopenhauer

lo llamó eudomología y a

él dedicó numerosas páginas

que en castellano se

han publicado agrupadas

en diversos libros: Aforismos

sobre el arte de vivir.

El arte de conocerse a

sí mismo o El arte de ser

feliz. Para alcanzarlo propone

no descuidar los siguientes aspectos:

Conservar los mejores atributos que la naturaleza nos haya dado: la salud, el vigor, la belleza, el temperamento, la inteligencia.

Conseguir los suficientes medios de vida para sentirnos protegidos de las adversidades.

Tener en cuenta lo que los demás piensan de nosotros, pero sin dejar que la autoestima dependa de ellos, sino que debe surgir de uno mismo.

LIBROS

AFORISMOS SOBRE EL ARTE DE VIVIR Arthur Schopenhauer Varias ediciones

UNA GUÍA TAOÍSTA SOBRE EL ARTE DE VIVIR Lie Tse Ediciones Edaf

ENSAYOS Michael de Montaigne Varias ediciones

Las 7 claves de una vida dichosa

En tiempos de crisis como los actuales la felicidad puede parecer más esquiva, pero sigue estando a nuestro alcance.

Salud. Aristóteles dijo que lo mejor que podemos tener es salud, y después de él no ha habido sabio que no lo haya corroborado. Para mantenerla, lo fundamental, según Sócrates, es evitar las causas de la enfermedad: <<Nada en exceso>>.

Satisfacción. Se puede evocar las pequeñas satisfacciones que se obtienen a lo largo del día y ver si existen motivos

para buscar otras. De ese modo, como decía Séneca, se está satisfecho interiormente y con los bienes que nacen de uno mismo.

Agradecimiento. No podemos evitar emociones como la tristeza o la ira. Pero siempre alegra pensar en lo que la vida nos ha dado, den lo mucho que debemos a algunas personas… y agradécerselo.

Compartir. Los seres humanos necesitamos dar, amar y compartir tanto como necesitamos tomar, defender la privaaacidad y proteger lo que creemos nuestro.

Elegir. A menudo pensamos, sentimientos y obramos condicionados por punto de vista adquiridos casi sin darnos cuenta, sin cuestionarlos nunca, lo cual favorece la repetición de determinados infortunios. Analizar las cosas que nos importunan o perturban amplía las posibilidades de elegir, y cada elección nos aproxima a la vida que queremos.

Disfrutar. No hay que dejar pasar una ocasión para disfrutar de la vida, por pequeña que sea, porque en ellas está el sabor de la vida.

Equilibrio. Dice el Tao-Te-Ching: <<Quien se alza de puntillas no puede mantener el equilibrio; quien camina a grandes zancadas no irá lejos: quien se exhibe no puede sobresalir; quien se celebra pasará inadvertido: quien se ensalza no merece elogio; quien se vanagloria no es excelso.>>

EL ARTE DE VIVIR NO APELA A <<SER>> DE UNA FORMA DETERMINADA

MANERA, SINO A ACTUAR DE UNA FORMA QUE LIBERE EN

NUESTRA VIDA OPORTUNIDADES DE MEJORA Y GOZO.


Add a comment 27 julio, 2010

Verdad

Emoción

Lo que deseo es emocionarme con la verdad y ser capaz de inter-

pretar esa verdad de manera que esos sentimientos y experiencias,

sean de desesperación o de alegría, llenen mi vida para así dotarla de

sentido y lograr a su vez conmover con ella, espero, a otros también.


Esta es la forma más elevada de arte. Son momentos reveladores

como estos los que me animan a seguir viviendo.

4 comentarios 15 julio, 2010

Spam bloqueado

CALENDARIO

noviembre 2017
L M X J V S D
« Ago    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

BUSCAR

CATEGORÍAS

Paginas

NUBE

7 arcángeles 7 ángeles abrirse acepto Agradecimiento agua alegría amor angustia ansiedad Arcángel Miguel armonía aumenta vitalidad corporal autoaceptación autoestima autovaloración ayuda bienestar bloqueos camino capacidad mental centro del pecho Compartir compromiso concentración Conciencia Conocimiento contemplación corazón depresión desafiarte a ti mismo desequilibrios dicha DIOS Disfrutar educar a nuestra mente Elegir elevación emoción Equilibrio felicidad gemoterapia hijo Iluminación imaginación libertad masaje meditación miedo mi vida namaste naturaleza Nirvana oración pensamientos Príncipe de la Luz receptáculo Reiki Reino Relaciones personales relajación respiración Sabiduría Salud Satisfacción seguridad sentimientos Sonido superación terapia craneosacral universo verdad vew Vibración Voluntad Divina

Enlaces

Internet

Montañismo

Ocio

Opinión

Téxtil

Viajes

¿Te gusta?

Ánimo colabora

RSS Feed

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 19 seguidores

Directorio de enlaces - COMpartimos.NET Directorio Web Directorio de Enlaces Directorio de enlaces - COMpartimos.NET ¡Haz click y Vota este sitio en TOP-WEBS.com!! ¡Haz click y Vota este sitio en TOP-WEBS.com!! http://www.top-webs.com/index.php?a=in&u=Agustin /var/www/vhosts/mundoenlaces.com/httpdocs/ads_bannershorizontal2.php widgets/installing-widgets/why-cant-i-see-my-widget/">More info)